Ya sea en Twitter, facebook, myspace, blog o la red social que prefieran, debe existir un espacio para la reflexión y discusión libres. Hagamos alianza entre nosotros mismos, tal como los partidos hacen pactos en nuestras narices. Dejemos la ausencia un día, a ver qué pasa.