Mediante esta diminuta publicación nos disculpamos con quienes siguieron el proyecto en un inicio y pusieron fe en él. Hoy más que nunca nuestro país necesita un foro donde se confronten -de manera constructiva- ideas de todas tendencias, colores, matices. Hoy más que nunca es labor de todos nosotros construir, primero en las ideas, un mañana y un México más pensado, menos perdido, menos ignorante, menos ingenuo, menos ausente. El Proyecto Refundación regresa. Gracias a todos.