PROYECTO REFUNDACIÓN

Este proyecto surge del convencimiento de que es necesario – y sobre todo posible – otro México. Al mismo tiempo, estamos ciertos de que la transformación de un país es un proceso extremadamente complejo, cuya condición necesaria es el conocimiento y comprensión del status quo, con el objetivo de formular una alternativa integral y coherente de nación.

El diagnóstico. De lo positivo y normativo

En alguna ocasión en que se discutía acerca de los grandes temas nacionales y el futuro del país, un profesor universitario aseveró: “todo mundo puede tener una opinión respecto de cómo debe ser la cosa, pero muy pocos saben cómo es la cosa”. En México, en términos generales, no ocurre ni lo uno ni lo otro. La sociedad en su mayoría, y los jóvenes en particular, están divorciados de las grandes decisiones políticas. No existe ciudadanía (entendida ésta en un sentido de participación amplia), y difícilmente se puede hablar de la existencia de un Espacio Público. La política se hace exclusivamente por políticos comprometidos con la inmediatez partidaria-electoral-financiera, y por ningún lado parece vislumbrarse proyecto alguno que pretenda responder desde un enfoque comprehensivo a las grandes preguntas: ¿hacia dónde vamos? ¿Qué México queremos?

En el frente positivo, la comprensión respecto de las condiciones actuales del país es más bien limitada. Vivimos una inaceptable situación de franca descomposición social que no admite explicaciones monocausales, sino multi e interdisciplinarias. La Historia y la cultura tienen, en este sentido, un papel crucial. La nación mexicana ha sido construida con base en la ciega idolatría a los héroes y símbolos nacionales. El México contemporáneo es esa historia condensada en el presente. Esa “historia de bronce”, aunque quizás comprensible en su momento en términos de unidad nacional, es ya injustificable si se pretende un cambio real.

En el terreno económico, el desempeño reciente ha sido, por decir lo menos, mediocre. No se ha logrado superar la desigualdad y el atraso que han caracterizado a nuestro país. En un extremo suman ya generaciones enteras las que han hecho de la pobreza y la crisis su modus vivendi, mientras que, en el otro, algunos pocos mexicanos poseen fortunas que se cuentan entre las mayores del mundo. Estamos, pues, ante una sociedad cuyas disparidades rayan en lo grosero. Es claro, entonces, que lo que se ha hecho ha sido insuficiente, si lo que se quiere es un país más justo y equitativo.

Desde esta segunda perspectiva es necesario responder a las preguntas ¿de dónde venimos? ¿Cómo estamos?, y ¿por qué estamos como estamos?

PROYECTO REFUNDACIÓN. El objetivo

En principio, PROYECTO REFUNDACIÓN es un intento por articular las más disímiles voces e ideas alrededor de las preguntas y respuestas que permitan la formulación de esa otra alternativa de país. No es importante, en consecuencia la preferencia política; sí lo es, en cambio, la argumentación bien fundada y la discusión de nivel.

Se propone, en principio, agrupar el análisis alrededor de los siguientes ejes:

  • Democracia, gobierno y justicia social
  • Economía y desarrollo
  • Historia y cultura

Así pues, si compartes el breve diagnóstico arriba presentado; si crees que es deseable y posible construir un nuevo país, más equitativo y próspero; si estás convencido de que esta labor nos corresponde a los ciudadanos más que a los políticos; y si crees que es la palabra bien fundada el primer y mejor medio para lograrlo…

BIENVENIDO A PROYECTO REFUNDACIÓN.